Página editada por Antonio L. Manzanero, profesor de la Facultad de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid. España

Translate

El enigma de la experiencia frente a la memoria

 

Daniel Kahneman
En 2010, Daniel Kahneman impartió una interesante conferencia sobre la diferencia entre experiencia y recuerdo. Utilizando ejemplos que van desde unas vacaciones a colonoscopias, el premio Nobel y fundador de la economía conductual Daniel Kahneman revela cómo nuestro "yo que tiene experiencias" y nuestro "yo que recuerda" perciben la felicidad de manera diferente.







En esta conferencia Kahneman hablaba sobre los recuerdos autobiográficos y las experiencias de recuerdo, describiendo algunos de los resultados que ha encontrado en diferentes investigaciones sobre el recuerdo del dolor.



¿Cómo se recuerda el dolor?



En la percepción el dolor intervienen muchos factores culturales y personales: las expectativas previas, las emociones asociadas, el significado del suceso, los recursos atencionales prestados a la sensación dolorosa, la competición con otras fuentes sensoriales... De modo que el recuerdo del dolor suele basarse más en las etiquetas verbales que se utilizaron en su momento para describirlo que en la sensación dolorosa en sí misma. Aun cuando el contexto en el que se produjo el dolor puede ser muy bien recordado, no ocurre igual con la sensación dolorosa (Niven y Brodie, 1995). Por esta razón, el recuerdo del dolor experimentado es, en general, inconsistente a lo largo del tiempo y está determinado por la intensidad del dolor sufrido y el recuerdo de la experiencia que lo generó (Erskine, Morley y Pearce, 1990; Gavaruzzi, Carnaghi, Lotto, Rumiati, Meggiato, Polato, y De Lazzari, 2010). En un estudio realizado hace unos años se preguntó por la sensación dolorosa a dos muestras de sujetos: madres después de un parto (sin anestesia) y pacientes odontológicos (con anestesia). En una escala de diez, la sensación dolorosa media inmediatamente después del parto fue de 8, mientras que la de la extracción dental fue de 4. Preguntados de nuevo seis meses después, la estimación media del dolor había pasado a 5 y 7, respectivamente. El recuerdo del dolor en el parto disminuye con el tiempo, mientras que el dolor de la extracción dental aumenta. Algunas investigaciones (Roche y Gijsbers, 1986; Beese y Morley, 1993) establecen un periodo de exactitud del recuerdo de la intensidad del dolor en torno a una a dos semanas, lo que indica intervalos de retención bastante cortos.



Bibliografía:

  • Beese, A. y Morley, S. (1993). Memory for acute pain experience is specifically inaccurate but generally reliable. Pain, 53, 183-189.
  • Erskine, A.; Morley, S. y Pearce, S. (1990). Memory for pain: a review. Pain, 41, 255-265.
  • Gavaruzzi, T., Carnaghi, A., Lotto, L., Rumiati, R., Meggiato, T., Polato, F. y De Lazzari, F. (2010). Recalling pain experienced during a colonoscopy: Pain expectation and variability. British Journal of Health Psychology 15, 2, 253-26.
  • Manzanero, A.L. (en prensa). Recuerdo de hechos traumáticos: de la introspección al estudio objetivo. Revista de Psicopatología Clínica, Legal y Forense. texto completo
  • Manzanero, A.L. (2010). Memoria de testigos. Madrid: Pirámide
  • Niven, C.A. y Brodie, E.E. (1995). Memory for labor pain: context and quality. Pain, 64, 387-392.
  • Redelmeier D.A., Katz J., Kahneman D. (2003). Memories of colonoscopy: A randomized trial. Pain, 104, 1-2, 187-194.
  • Roche, P. y Gijsbers, K. (1986). A comparison for memory for induced ischemic pain and chronic rheumatoid pain. Pain, 24, 337-343.